Datos personales

Mi foto

"La oportunidad golpea a tu puerta todos los días. Pero no basta con eso: a la oportunidad hay que abrirle la puerta, hacerla pasar y cuidarla mucho, para que no se vaya”.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Día 2: Conociendo algo más de él


          Claro está que no han pasado dos días, pero prefiero vivir esto como si cada momento hubiera ocurrido el día anterior.
            Lo que sucedió esta vez fue que mi hermano me pidió que lo acompañara a una nueva reunión, yo no lo podía creer, le pedí alguna explicación y lo único que conseguí fue saber que Rodrigo había pedido expresamente que yo fuera. Después de esta respuesta y de sentirme en las nubes no quise saber nada más.
            Llegamos al lugar de costumbre y todo ocurrió idem.
            Cuando quedamos solos me invitó a su casa. Quedaba cerca. Entramos y me presentó a su mamá, una señora muy simpática y reservada. Juntos nos sentamos en un sillón, allí Rodrigo apareció con una guitarra y se puso a cantar, así pasamos la mayor parte de la tarde.
            Luego fue a dejarme a mí casa, justo al llegar a la mitad del camino entre su casa y la mía se detuvo, me dijo que sólo hasta ahí podía dejarme, se despidió y se fue.

No hay comentarios: