Datos personales

Mi foto

"La oportunidad golpea a tu puerta todos los días. Pero no basta con eso: a la oportunidad hay que abrirle la puerta, hacerla pasar y cuidarla mucho, para que no se vaya”.

martes, 17 de febrero de 2009

Juntos para siempre

Nos quedamos en Londres, con sus adoquines y construcciones antiguas, intacta al progreso. Temblábamos aún, pero la alegría nos embargaba, poco nos importaba el que dirán; era nuestro día, bendecido ahora por el cielo, pues vino la lluvia intensa y mojadora. Jamás creí que lo haría; sin embargo, cuando su rostro palideció giró sobre sus talones y echó a correr, lo seguí dejando atrás la iglesia de San Francisco. Nadie nos siguió porque al fin y al cabo todos lo esperaban, menos ese joven sacerdote que dispuesto a celebrar nuestra unión, sólo tuvo que contentarse con contemplar incrédulo nuestra huída.

(Registro de propiedad intelectual n°177787)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta super buena la historia!!
Aunque, si yo me fuera a casar, y si preparè todo, no creo que me escaparia y menos si gaste plata en ello .
Aunque algunos dicen que el matrimoni es como el infierno.....:B
Buen blog Madrina



Camilo

Anónimo dijo...

una historia de amor, no hay como seguir a quien se ama aun sabiendo que el mundo te seguirá por la eternidad, medio pena, pero a la pena el hombro y el hombro al cuerpo hay que seguir corriendo
y eso que es el primero que leo, me gustó mucho
xau Mary

Anónimo dijo...

Puta mary ni idea quien eris pero las oportunidades hay que puro tomarlas sino nos dejan y la verdad es que las puro dejamos
no se heche a morir capaz que entre las vueltas de la vida se lo encuentra otra vez