Datos personales

Mi foto

"La oportunidad golpea a tu puerta todos los días. Pero no basta con eso: a la oportunidad hay que abrirle la puerta, hacerla pasar y cuidarla mucho, para que no se vaya”.

viernes, 17 de diciembre de 2010

El abuelo


(¡Feliz Cumpleaños!)

Iba el abuelo con paso cansino llevando a su Calandria de la mano, al llegar al bar de la esquina entran acercándose a la mesa del rincón.
Allí el anciano sentó a su lado a la niña con nombre de pájaro, ella, una grácil pequeña de no más de cuatro años, de largos rizos dorados, bebía su mamadera mirando jugar al viejo una partida de dominó junto a sus amigos.
Luego, de camino a casa, la pequeña mira con ojos intensos y crespas pestañas a su abuelo, va feliz; lleva un gran tesoro en sus bolsillos.
Al anochecer llegó La Muerte a jugar una partida y ganó el juego. La niña metió sus manos en sus bolsillos y sacó su tesoro, colocó junto al anciano todas las tapas de botella que había recogido en el bar. Le cerró los ojos y besó su frente.

2 comentarios:

Hanan dijo...

La encontré muy triste, sin embargo hay que rescatar que está bien escrita, y eso lke da un toque para que, aún siendo trite, sea bonita.

Daniel dijo...

Esta bueno...es como antiguo ya los ancianos parece que no van a bares ni juegan partidas de domino.
Daniel