Datos personales

Mi foto

"La oportunidad golpea a tu puerta todos los días. Pero no basta con eso: a la oportunidad hay que abrirle la puerta, hacerla pasar y cuidarla mucho, para que no se vaya”.

jueves, 23 de abril de 2009

Carta para mi mejor amiga

Hola flaca ¿cómo estás? Sí, sí, sé que te molestará el que te diga flaca, pero déjame decirte que lo estás, aunque tú sientas lo contario. Hace algún tiempo nos encontramos en la calle y sentí nostalgia de esos días y tardes enteras que pasábamos juntas, de nuestros secreteos y confesiones profundas.
¿Recuerdas cuando íbamos al cine? éramos fanáticas del Normandie, de esas butacas duras como palo, pero nada importaba, ni siquiera la película, sabíamos que sería buena, sabíamos que una vez que terminara seguiría nuestra crítica, nuestros comentarios que movían el mundo. Nosotras dos juntas seríamos capaces de cambiarlo. Juntas llorábamos a moco tendido en esa sala. Seguíamos las películas de nuestros directores favoritos. Éramos también feministas, las más fuertes y potentes. Leíamos unas revistas que llegaron a mis manos “Fempres” las devorábamos haciendo nuestros propios análisis y comentarios. Feministas de toro y lomo, eso es lo que éramos.
“Todas las mañanas del mundo” ese fue el título que nos impactó, por lo tanto fuimos a verla…preciosa, música bella y tristeza, fue todo lo que a grandes rasgos puedo decir que sentimos.
Estábamos conectadas, siempre recuerdo cuando fuiste a la universidad, un tremendo edificio ¿cómo me ibas a encontrar? pero lo hiciste, sabías perfectamente que me encanta leer, por lo tanto tu paso firme y seguro se encaminó directamente a la biblioteca, pero ja, ja, las cosas de la vida, yo, mala para comer como siempre he sido, estaba en el casino y algo me hizo salir cruzando el patio y allí encontrarte …y juntas nos fuimos al cine, en ese tiempo ¿era azul, blanco o rojo? cualquiera de las películas que pertenecían a la trilogía de Kieslowski, estábamos fascinadas.
Nuestras vidas se unieron en el tiempo del colegio, luego nos distanciamos, pero luego nos volvimos a encontrar y siempre ha sido así, pero esta vez te noté distante, lejana. La vida te dio una dura lección y sabes que te avisé de ella ¿será por eso que te noté tan inalcanzable?
El que estés delgada quizás es lo de menos, mas tus ojos denotan dolor, pena y cansancio. Siempre guardas silencio, siempre te guías por el qué dirán y sabes que eso no te ha ayudado mucho. También sabes que una vez que yo abra la boca las palabras se atropellarán por salir y a borbotones saldrá lo que me imagino no deseas escuchar. Entonces sabes que puedes contar conmigo, tanto como yo cuento contigo AMIGA.
Esta carta y esta canción son para ti.

http://www.youtube.com/watch?v=nS6N6zq7DkU&feature=related
“Grita” Jarabe de Palo

5 comentarios:

alma dijo...

que bonito golondrina me sentí tan identificada que no te podes imaginar... estoy pasando por algo similar con mi mejor amiga y tambien esta flaquisima y tambien me da pena, y tambien quiero ayudarla pero no se como.

Pea dijo...

yo tambien quisiera tener una amiga asi .. pero buee, realmente me parece que de a poco hay que irse juntando, porque si yo tuviera una amistad asi no la soltaria jamas.
=D

Cerdos y Cerdas dijo...

callarse por el qué dirán es un error, estoy de acuerdo, no lo digo por tu amiga, sino por todas las personas.

besos

Natalia Alabel dijo...

Mi mejor amiga está saliendo con un imbécil redomado y ella lo justifica porque es "especial".
Especialmente idiota.

Esmeralda dijo...

Fue maravilloso reflejarme en este texto que habla de recuerdos de miradas que hace tiempo les fueron propias y la sensación de encontrarse aún detras de esos pupilas que transitaron diferentes caminos

Buen Blog!
ESmeralda